miércoles, 18 de febrero de 2009

Cecilia - Un ramito de violetas



Sus primeros recuerdos de la infancia son ingleses y abarcan unos cinco años. Ya, en la adolescencia, comienza a actuar en las fiestas del colegio de fin de curso, afición que ya no abandonó nunca. De su sensibilidad nacieron canciones como "Dama Dama", "Mi querida España" y otras.
En la madrugada del 2 de agosto fallecía en accidente de tráfico a la vuelta de un concierto en Vigo. Cecilia era por entonces la cantante y autora de España más cotizada de la época.Sus primeras composiciones son en inglés, pero posteriormente se inclina más a componer en su idioma materno, el español, cosechando así sus grandes éxitos.




Un Ramito de Violetas

Era feliz en su matrimonio
Aunque su marido era el mismo demonio
Tenía el hombre un poco de mal genio
Y ella se quejaba de que nunca fue tierno
Desde hace ya más de tres años
Recibe cartas de un extraño
Cartas llenas de poesía
Que le han devuelto la alegría

Quien la escribía versos dime quien era
Quien la mandaba flores por primavera
Quien cada nueve de noviembre
Como siempre sin tarjeta
La mandaba un ramito de violetas

A veces sueña y se imagina
Cómo será aquel que tanto la estima
Sería un hombre más bien de pelo cano
Sonrisa abierta y ternura en las manos
No sabe quien sufre en silencio
Quien puede ser su amor secreto
Y vive así de día en día
Con la ilusión de ser querida

Quien la escribía versos dime era
Quien la mandaba flores por primavera
Quien cada nueve de noviembre
Como siempre sin tarjeta
La mandaba un ramito de violetas

Y cada tarde al volver su esposo
Cansado del trabajo la mira de reojo
No dice nada porque lo sabe todo
Sabe que es feliz, así de cualquier modo
Porque él es quién la escribe versos
Él, su amante, su amor secreto
Y ella que no sabe nada
Mira a su marido y luego calla

Quien la escribía versos dime quien era
Quien la mandaba flores por primavera
Quien cada nueve de noviembre
Como siempre sin tarjeta
La mandaba un ramito de violetas


2 comentarios:

shikilla dijo...

Me has dado en la nostalgia, cuántas veces he cantado sus canciones, la de Dama, dama, la del ramito de violetas, me encantaba. Han sido mchos los que han tenido que andar por las carreteras haciendo bolos y se han dejado la vida en ellas, me viene a la memoria Nino Bravo pero también ha habido otros como Bruno Lomas, Juan Camacho, todos de Valencia, tierra de buenos músicos y cantantes.

Mayo dijo...

Uno de los grandes enemigos de los músicos, siempre ha sido la carretera, sobre todo por el cansancio acumulado en las larguísimas e interminables giras.
Has mencionado un ramillete de artistas muy representativo de la tierra que ( bajo mi punto de vista )ha dado y da, los mejores músicos de España.
Un saludo.